¿Qué son las enfermedades transmitidas por el agua en situaciones recreativas?

¿Qué son las enfermedades transmitidas por el agua en situaciones recreativas?
Las enfermedades transmitidas por el agua en situaciones recreativas (RWI pos sus siglas en inglés) son enfermedades que se
contraen por ingerir, respirar o tener contacto con aguas contaminadas de las piscinas o albercas, balnearios, lagos, ríos u
océanos.
¿Dónde se encuentran las bacterias que causan estas enfermedades?
Las enfermedades transmitidas por el agua pueden contraerse al nadar o tener contacto
con aguas contaminadas de las piscinas o albercas, lagos, ríos, océanos, “hot tubs”
(tinas con agua caliente) o de fuentes de agua decorativas.
¿Cómo se propagan las infecciones transmitidas por el agua?
Cuando las personas tienen diarrea, su excremento puede contener millones de
gérmenes. Por lo tanto, nadar cuando se tiene diarrea puede fácilmente contaminar el
agua de las piscinas y parques acuáticos. Además, los lagos, ríos y océanos pueden
estar contaminados por desagües de aguas negras, desperdicios de animales y corrientes
de agua causadas por las tormentas.

 Algunos gérmenes comunes pueden vivir por
períodos largos de tiempo en agua salada. Si alguien ingiere agua que está contaminada
con materia fecal, puede enfermarse. Muchos de los gérmenes que causan la diarrea
no tienen que ser necesariamente ingeridos en grandes cantidades para que produzcan
una enfermedad. Muchas otras infecciones transmitidas por el agua (en la piel, orejas,
ojos, infecciones respiratorias, neurológicas, heridas y otras infecciones) son causadas
por gérmenes que viven naturalmente en el ambiente acuático.
¿Cuáles son las infecciones más comunes transmitidas por el agua en Carolina del Norte?
Dos de las infecciones transmitidas por el agua, reportadas de mayor preocupación en Carolina del Norte son causadas por las
bacterias Cryptosporidium, Vibrio vulnificus y otros vibrios marinos.
El Vibrio vulnificus y otros vibrios marinos son bacterias que se desarrollan naturalmente y se encuentran en océanos y
costas de aguas templadas, como son las bahías, deltas, embocaduras y ríos que están cerca del océano Las personas que
padecen enfermedades del hígado pueden estar particularmente en alto riesgo de infectarse y morir a causa de esta
enfermedad. Aunque el riesgo es menor si las personas son diagnosticadas y tratadas apropiadamente a tiempo. Las
personas pueden ser infectadas por la bacteria Vibrio vulnificus y por otros vibrios marinos por medio de cortaduras en la
piel, laceraciones y raspones causados por peces o mariscos, por exponer heridas abiertas al mar, o por comer mariscos
dañados, descompuestos o mal cocidos, especialmente las ostras, ostiones o mejillones. Los síntomas de las heridas
infectadas incluyen, dolor, hinchazón y enrojecimiento que rápidamente aparece o forma ampollas. Nauseas, vómitos,
diarrea y dolor estomacal pueden ocurrir entre las primeras 12 a 72 horas de haber comido mariscos contaminados con
vibrio.
Cryptosporidium es un parásito resistente al cloro principalmente asociado con lugares de agua recreacional tratada, como
son las piscinas o albercas y parques acuáticos. Este parásito puede ser encontrado en el suelo, la comida o en superficies
que hayan sido infectadas o contaminadas con el excremento de los humanos o animales. También donde pueden
encontrarse en lagos, ríos, manantiales, lagunas o riachuelos. El síntoma más común de criptosporidioisis es la diarrea
líquida. Otros síntomas incluyen calambres o dolores en el estomago, deshidratación, nauseas, vómitos, fiebre y perdida de
peso. Algunas personas con criptosporidioisis pueden no presentar ningún síntoma. Los síntomas generalmente empiezan
entre los dos a diez días, en promedio, siete días después de haberse infectado. En personas con sistemas inmunes
saludables, los síntomas usualmente duran alrededor de una a dos semanas. Los síntomas pueden tener ciclos cuando la
persona parece sentirse mejor por varios días y luego comienzan a sentirse mal antes que la enfermedad termine.

Las personas tienen más riesgo de infectarse al nadar en aguas de la costa, lagos o ríos. El riesgo es mayor en áreas con
corriente abajo de donde se desembocan aguas negras de plantas de tratamiento y en áreas después de una tormenta. Las
tormentas están asociadas con el aumento de la contaminación de aguas ya que desembocan aguas que pasan por las ciudades
así como de bosques, granjas y cultivos, y las cuales son fuentes de Cryptosporidium y otras bacterias fecales y virus que causa
enfermedades humanas.
¿Quién está en riesgo de contraer una infección transmitida por el agua?
Los niños, las mujeres embarazadas y las personas con sistemas inmunológicos débiles pueden
enfermarse severamente si son infectados.
Las personas con sistemas inmunológicos débiles deben estar conscientes que las aguas
recreacionales pueden estar contaminadas con desperdicios humanos o de animales que contengan
el parásito Cryptosporidium, bacterias y virus, y los cuales pueden atentar con la vida de las personas
con sistemas inmunos débiles. Las personas con sistemas inmunológicos deficientes deben consultar
su doctor antes de participar en actividades que los puedan poner en peligro de una enfermedad.
¿Qué pasa con las corrientes de agua que se forman con las lluvias? ¿Puedo enfermarme si
nado cerca de ellas?
Algunas tuberías desbocan en la orilla de las playas, creando lagunas o charcos. Algunos padres
permiten que sus hijos jueguen en estas lagunas o charcos de aguas porque piensan que los niños
están seguros de las olas y las corrientes del mar, pero es todo lo contrario. Estas lagunas son diferentes de las que se forman
naturalmente, contienen todo tipo de contaminantes que no se diluyen en el océano. Dejar jugar a los niños en ellas, particularmente
a los niños pequeños, puede incrementar el riesgo a que traguen agua y se expongan a un riesgo mayor de enfermarse. Las
enfermedades más comunes asociadas con nadar en aguas contaminadas son las enfermedades gastrointestinales con síntomas
tales como la diarrea y el vomito. Las infecciones de oídos, nariz, garganta, piel y del sistema respiratorio también son comúnmente
asociadas con la natación en aguas contaminadas.
¿Qué puedo hacer para evitar enfermedades relacionadas al agua?
1. No nade o permita que los niños naden si usted o ellos tienen diarrea.
2. No trague agua o ponga agua en la boca de las piscinas o albercas.
3. Todo el mundo debe bañarse antes de entrar a nadar (los niños también).
4. Lávese las manos después de ir del baño o cambiar pañales.
5. Los niños deben usar pañales desechables de natación ajustados al cuerpo, y los pañales deben ser revisados antes de
entrar al agua.
6. Lleve a los niños al baño frecuentemente.
7. Cambie periódicamente los pañales desechables de los niños en el baño y no en las áreas cerca o al alrededor de la
piscina o alberca.
¿Dónde puedo obtener más información?
Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, tiene una página Web de consejos de
cómo nadar en forma segura, enfermedades transmitidas por el agua en situaciones recreativas y prevención de éstas.
Visite: www.cdc.gov/healthyswimming/en_espanol.htm. Además, la División de Salud Ambiental de Carolina del Norte tiene en
la red hojas de datos interesantes que pueden ayudarle y orientarle al respecto, visite
www.deh.enr.state.nc.us/ehs/pti_healthyswimming.htm.
Si usted tiene preguntas sobre las enfermedades transmitidas por el agua en situaciones recreativas o otros temas relacionados a
éstas, por favor comuníquese con la Sección de Comunicación General de Enfermedades en la División de Salud Publica al
(919) 733-3419 o con su departamento de salud local.

COMPRO AIRE Y SI ES PURO PAGO MUCHO MAS!!

EL PORTAL / OSCURAS IMÁGENES.EN EL BICENTENARIO

LOS GUSANOS MAS FAMOSOS DE MDP

LOS GUSANOS MAS FAMOSOS DE MDP
"el mes pasado , descubrimos la presencia de esos gusanos en sectores muy cercanos a la ciudad..." Dr Vallarino

Etiquetas

Se ha producido un error en este gadget.